Quien rompió moldes y cerró la boca a la crítica más mojigata fue Umberto Eco con «El nombre de la rosa».

Quien rompió moldes y cerró la boca a la crítica más mojigata fue Umberto Eco con «El nombre de la rosa».

Quien rompió moldes y cerró la boca a la crítica más mojigata fue Umberto Eco con «El nombre de la rosa».

Deja un comentario